Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/Basta de problemas! Hablemos de soluciones – Por Pedro Cerdán

Basta de problemas! Hablemos de soluciones – Por Pedro Cerdán

Una vez oí:

Allá por febrero, cuando vino mi asesor a cerrar las cuentas anuales, con cara muy seria me dijo: Pepe, o subes márgenes o en junio tendrás que cerrar aprovechando las vacaciones de la plantilla.

No era la primera vez que me hacía el comentario acerca de la imperiosa necesidad de subir márgenes. Estaba muy preocupado por mí, y ambos sabíamos del sincero aprecio que nos dispensábamos.

Sin embargo, ese comentario me enfadaba sobre manera. Yo, ya sabía que debía subir márgenes, si quería tener alguna posibilidad de subsistir. No me apetecía que me machacara con esa cantinela, bastante me machacaba yo intentándolo una y otra vez y fracasando. Era muy consciente de todo lo que estaba en juego, familia, estilo de
vida, casa, la confianza de los que me habían avalado… todo un drama.

Una tortura de vida. Cosas tremendas se pasaban por mi cabeza con mucha insistencia.

Y cansado, tras repetir mi asesor con toda su buena voluntad el comentario, con gran dosis de resignación y un punto de cabreo, le dije: El QUÉ tengo que hacer, ya lo sé. Lo que necesito que me digas es el CÓMO tengo que hacerlo.

Hoy, solo puedo –continuó diciéndome mi amigo- reconocer su profesionalidad, su estima y su buen hacer. Por todo ello, le estaré siempre agradecido a ese “mi asesor”.

Porque…

…Simplemente me dijo: Yo te puedo asesorar y gestionar en relación a temas fiscales, contables, analizar tus balances y costes y, a veces hasta, de según qué se trate, sobre temas laborales y jurídicos. De lo que me pides, del CÓMO, no te puedo ayudar, pero sé dónde puedes encontrar ayuda.

Para mí, en ese momento se convirtió en el mejor asesor. El que reconoce dónde están sus límites, los pone encima de la mesa ante su cliente, y sigue buscando la forma de ayudarle sin anteponer una minuta más que llevarse al bolsillo.

Casi todos los empresarios, la mayoría, saben el QUÉ es lo que quieren o QUÉ es lo que tienen que lograr.

La mayoría de los empresarios saben que quieren mejorar márgenes, controlar costes,
aumentar ventas.

Quieren tener más clientes, fidelizarlos, incorporar nuevos.

Desean que su capital humano esté motivado, comprometido, asuma responsabilidades, que conformen un equipo y entre ellos, se ayuden, sean generosos, se animen, crezcan.

Todos desean innovar, ser los mejores, referentes de su actividad.

Quieren disponer de tiempo para ejercer de padre, madre, hijos, disfrutar de y con sus amigos, de su ocio…

Quieren rebajar su nivel de estrés, de actividad, desean y necesitan ilusionarse de nuevo, disfrutar de su empresa y su trabajo.

Resumiendo, todos saben lo que quieren:
– Beneficios, y
– Calidad de vida.

Porque se lo merecen. Se lo merecen por su valentía, osadía, riesgo asumido, dedicación, esfuerzo y tantas más cosas que se le pueda ocurrir añadir.

A la mayoría de los empresarios lo que les resulta bastante más complicado es el “CÓMO obtener eso que quieren”, o “CÓMO tienen que hacerlo”.

Cómo tener más clientes, fidelizarlos, incorporar nuevos. Cómo conseguir mejorar sus márgenes y defender sus precios. Cómo conseguir un gran equipo con miembros que destaquen por principios y valores de los que hagan vida. Cómo afrontar la innovación hasta llegar a ser referentes. Cómo hacer para disponer de tiempo y ser dueños de su propia vida. Cómo lograr ser una persona cercana, apreciada e ilusionada.

Es necesario saber el “QUÉ”, y tan necesario saber el “CÓMO”, e imprescindible, emprender la “ACCIÓN”. También ayuda tener cerca a gente capaz de apoyarte e impulsarte en esos momentos valle de nuestro estado anímico, por los que todos pasamos.

Discúlpenme la licencia que me he permitido con este boletín. Si alguna moraleja, o mensaje final cabe, tal vez podría ser: Que no nos cansemos de insistir a nuestros…

… asesores, colaboradores, subordinados, que no queremos que solo nos planteen problemas, que cuando los planteen, que lo hagan acompañándolos de las posibles soluciones.

Y si no lo hicieran así, acostumbrémonos a decirles: El problema que planteas lo he entendido. Ahora, dime cuál es la posible solución.

Porque lo importante no es hablar del problema, lo importante es hablar de la solución.

Lógicamente, eso también nos lo tenemos que saber aplicar.

A su disposición en: pedrocerdan@impulsocoach.com y www.impulsocoach.com

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

4 Responses to “Basta de problemas! Hablemos de soluciones – Por Pedro Cerdán”

By Juan Carlos - 5 noviembre 2014 Responder

Confirmo la apreciación de Santiago, y no sólo en la empresa, también en la vida. Especialistas en problemas, qué cómodo. Cualquiera lo sabe hacer.

By Antonio - 5 noviembre 2014 Responder

Un principio del coaching, de cualquier tipo, consiste en enfocarse en el “cómo” como una manera muy efectiva de conseguir el “qué”. Esto es tan antiguo como el mismo coaching, Tim Gallwey creador de Inner Game lo comparaba con el entrenamiento de un tenista.

By Santiago - 4 noviembre 2014 Responder

Verdaderamente, en las empresas suele haber muchos especialistas en problemas…, lo malo es que es en detectarlos. Suele ser raro el especialista en resolverlos y está muy bien valorado. Conviértete en uno de ellos y tendrás el futuro asegurado 😉

By Humberto Roselló - 4 noviembre 2014 Responder

ME QUEDO CON TU ÚLTIMA FRASE…LO IMPORTANTE ES HABLAR DE LA SOLUCIÓN…PARA PROBLEMAS ENCONTRAMOS VOLUNTARIOS POR DOQUIER

Leave a Comment