Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/¿Cómo se abrió el sendero? – Por Paulo Coelho

¿Cómo se abrió el sendero? – Por Paulo Coelho

Un día, un becerro tuvo que atravesar un bosque virgen para volver a su pastura. Siendo animal irracional, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y bajando colinas.

Al día siguiente, un perro que pasaba por allí usó ese mismo sendero para atravesar el bosque. Después fue el turno de un carnero, lider de un rebaño, que, viendo el espacio ya abierto, hizo a sus compañeros seguir por allí.
Más tarde, los hombres comenzaron a usar ese sendero: entraban y salían, giraban a la derecha, a la izquierda, descendían, se desviaban de obstáculos, quejándose y maldiciendo, con toda razón. Pero no hacían nada para crear una nueva alternativa.

Después de tanto uso, el sendero acabó convertido en un amplio camino donde los pobres animales se cansaban bajo pesadas cargas, obligados a recorrer en tres horas una distancia que podría haber sido vencida en treinta minutos, si no hubieran seguido la vía abierta por el becerro.

Pasaron muchos años y el camino se convirtió en la calle principal de un poblado y, posteriormente, en la avenida principal de una ciudad. Todos se quejaban del tránsito, porque el trayecto era el peor posible.

Mientras tanto, el viejo y sabio bosque se reía, al ver que los hombres tienen la tendencia a seguir como ciegos el camino que ya está abierto, sin preguntarse nunca si aquélla es la mejor elección.

(Autor: Paulo Coelho. Publicado en “El Semanal”, nº 729.)

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

One Response to “¿Cómo se abrió el sendero? – Por Paulo Coelho”

By Juan Carlos - 30 julio 2014 Responder

Frases como “esto siempre se ha hecho así”, “antes ya sabían lo que se hacían”, son losas en nuestro cerebro que activan nuestra zona de confort. ¿Quién no las ha pronunciado alguna vez? ¿cada cuanto sale de tu boca algo similar?
El cambio empieza por uno mismo. Al fin y al cabo, excepto los descubrimientos casuales, la mayor parte de los inventos han sido por inconformidad, por no estar de acuerdo con preguntas similares a las que encabezan esta respuesta.
Buen verano y hala, a cambiar.

Leave a Comment