Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/Del huevo y la gallina – Por Pedro Cerdán

Del huevo y la gallina – Por Pedro Cerdán

Hoy día no es suficiente tener un asesor fiscal que nos formule las cuentas de forma tal que, Hacienda se acuerde de nosotros lo menos posible.

No sobra con tener un experto externo que mensualmente se ocupe de confeccionarnos las nóminas, prepare las liquidaciones a la Seguridad Social y contrate de la forma más beneficiosa y menos vinculante posible a nuestro personal.

No es suficiente tener Asesores jurídicos que nos resuelvan, de la mejor manera posible, los conflictos de cualquier índole que puedan surgir en el entorno de la empresa.

Todos son importantes, pero no prestamos tanta importancia a contar con la información necesaria y los conocimientos suficientes como para entender la marcha del negocio y tomar las mejores decisiones para alcanzar nuestros objetivos empresariales.

No le damos tanta importancia al hecho de disponer y entender los datos financieros de la empresa, saber interpretar sus estados contables. Analizarlos.

No le damos importancia a saber cómo se llega a deducir una contabilidad, la cuenta de Pérdidas y Ganancias, el Balance de la Empresa, sus Estados Financieros, flujos de Tesorería, Punto de Equilibrio, la gestión Presupuestaria, Ratios financieros más importantes y un buen Cuadro de Mando para evaluar rápidamente la gestión.

No damos importancia a rentabilizar el coste más importante que tienes, tus empleados. Entenderles, saber de sus objetivos, a partir de ahí, construir la filosofía del trabajo en equipo, aprender el proceso de creación de un equipo. Un equipo ganador. Así crecerá tu negocio con menos esfuerzo y más solidez. Trabajar con un gran equipo os parecerá un juego. Tu gente no es tu problema, es parte de la solución.

No le damos tanta importancia a gestionar de forma adecuada el bien más perecedero que tenemos. El tiempo. La mala gestión de nuestro tiempo y el de la gente que trabaja en la empresa nos genera tensión, intranquilidad, estrés y es un despilfarro. Llega a deteriorar nuestro organismo poniéndolo en serios peligros.

No sabemos que el dinero es para la empresa como la sangre para el cuerpo. Los flujos de tesorería, el marketing, las ventas, el margen, los beneficios. La falta de dinero en la empresa, tiene el mismo efecto que la falta de sangre en el cuerpo, produce bajo rendimiento y, finalmente, colapsa los órganos hasta la defunción.

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? En el mundo de la empresa, no tenemos el mismo dilema que en el de las aves. ¿Tenemos o no el mismo dilema? ¿Qué es prioritario en el mundo de la empresa, por cronología e importancia, el 1 ó 2?

1.- ¿Tener un asesor fiscal, jurídico, contable, laboral con los que establecemos una iguala mensual y asumimos de buen grado su coste y necesidad? O es más importante

2.- ¿Conocer de ratios y Estados Financieros de la Empresa, de Recursos Humanos, de la gestión del tiempo, de técnicas de ventas, de marketing, saber cómo hacer más clientes, de nuestra tesorería?

Nuestros actos dicen que le damos mayor importancia al 1 que al 2. Muchos pasan la vida estudiando finanzas, RRHH, ventas, marketing, y no lo saben todo.

¿Nosotros, de esas materias, lo sabemos todo? ¿Somos autosuficientes? O ¿nos estamos auto saboteando? O, que como no somos del todo conscientes, somos inconscientes.

Y ¿qué fue primero? ¿El huevo o la gallina?

Los asesores fiscales le formularán sus declaraciones y asesorarán del cómo pagar menos impuestos de sus beneficios. Pero, si no hay beneficios, tan solo confeccionarán sus declaraciones.

El asesor jurídico intervendrá cuando surjan litigios de tipo mercantil, contractual, laboral, pero si no hay actividad suficiente, menos posibilidades habrá de que surjan. O ¿tal vez dispone de asesor jurídico para cumplir escrupulosamente con los procedimientos de concursos de acreedores, ERE, impagados, monitorios y  lindezas similares que lo único que nos indican es que la empresa no funciona como debe?

El asesor contable registrará todas las transacciones que la empresa realice. Pero, para él trabajar, en la empresa hay que comprar a proveedores, pagar, hacer marketing, vender, cobrar, tener un buen producto/servicio, un buen margen, etcétera. De no realizarse todo eso antes, la única información de los registros de su asesor contable será la que nos indique la necesidad de iniciar el procedimiento de liquidación de la empresa.

Y un asesor externo de recursos humanos. Si no hay un buen producto/servicio, un precio competitivo, un mercado objetivo, un presupuesto de explotación y de tesorería, un buen marketing y unos buenos manuales y procedimientos y tantas otras cosas, de que nos sirve un buen asesoramiento en lo relacionado a RRHH. ¿Para hacerles de forma impecable el finiquito?

Si deseas resultados distintos, haz cosas distintas. En el mundo de la Empresa, más cara que la formación es la ignorancia. No lo sabemos todo.

A estas alturas, creo que debemos de tener salvado el dilema de las aves. No es el huevo, ni es la gallina. Todo es importante. Pero… una empresa sin un buen plan estratégico, de acción y de explotación, una empresa sin visión, sin metas, ni objetivos, más que un equipo de asesores fiscales, laborales, jurídicos, contables y demás, lo que precisa para sobrevivir es una de dos: 1. De un milagro, o 2. De un buen empresario.

Como siempre, a su disposición en pedrocerdan@impulsocoach.com y en la web www.impulsocoach.com

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment