Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Noticias/El ¿milagro? del C.D. Zaragoza o el espíritu de equipo

El ¿milagro? del C.D. Zaragoza o el espíritu de equipo

Año tras año el futbol nos regala magníficas experiencias de la vinculación de los resultados con  la actitud, el espíritu de equipo y el liderazgo. En esta temporada, la recuperación del C.D. Zaragoza es, sin duda alguna, el ejemplo más destacable.

 

¿Cómo es posible que el Zaragoza haya salvado una temporada prácticamente sentenciada?

 

Puesto que el cambio de entrenador, con la misma plantilla, inició la inflexión, y todos sabemos que el entrenador no juega, tenemos que reconocer que el primer ingrediente claro es el liderazgo. El liderazgo actúa como el punto de apoyo firme de una palanca, suministra una visión de futuro por la que luchar, unas normas y un exquisito respeto.

 

Los jugadores aportarán sus capacidades, compromiso y sintonía con el plan trazado para generar la fuerza en un lado de la palanca que, en el otro, produzca los resultados esperados. El punto de apoyo (líder) debe soportar con firmeza su posición… Por muy buena voluntad y predisposición que tengan los miembros del equipo, es difícil que se adelanten y empujen más que el líder, lo que suele ocurrir es que vayan un poco por detrás o se mantengan a la expectativa.

 

En las empresas ocurre algo similar, si el ritmo del líder es bajo, el ritmo del resto del equipo no será superior. Así nos encontramos, muy frecuentemente, con problemas similares y vivimos la experiencia de empresas que reflotan y son capaces de remontar un 40% las ventas y de otras que se dejan engullir lentamente por las arenas movedizas de pantano de la tristeza. Es una opción voluntaria ¿Tu cual eliges? La de Jiménez o la de Aguirre.

 

En Impulso basamos el desarrollo de equipos para el éxito en seis pilares fundamentales:

 

  • Un fuerte liderazgo. No significa ser un dictador, si no que el equipo nos acepte como líderes. Para ello es necesario dedicar gran parte de nuestro tiempo a apoyarles y ayudarles a crecer personal y profesionalmente.
  • Compartir una meta común. La organización debe tener claro hacia donde nos dirigimos y trabajar conjuntamente para conseguirlo. Esto supone apoyarse mutuamente y prestar ayuda, como hace un delantero de futbol cuando baja a ayudar a un defensa en dificultades. 
  • Establecer las reglas de juego. Tenga en cuenta una cosa: todo grupo de personas funciona de acuerdo a unas reglas, escritas o no, pero existen. Tenga otro hecho claro; si usted no pone esas reglas alguien lo hará por usted… y seguramente no coincidirá con lo que usted quiere.
  • Planes de acción. Cada miembro del equipo debe tener un plan individualizado, pero orientado a conseguir el objetivo común. El plan debe ser detallado, tener indicadores que midan su consecución, plazos, prioridades, etc.
  •  Apoyo en la toma de decisiones. Cada uno debe de tomar decisiones de acuerdo a su nivel en la organización. Hay que definir ámbitos de actuación, otorgar responsabilidades y apoyar la toma de decisiones de cada uno. Parta delegar hay que correr ciertos riesgos pero es la única forma de que progrese el líder, los miembros del equipo y el equipo en su conjunto.
  •  100% Compromiso. Aunque crea que su equipo está comprometido, pida que lo expresen explícitamente, asegúrese de que todos están hablando de lo mismo. Cuando existe compromiso no es necesario trabajar la motivación, el compromiso es un grado superior que ha surgido de la propia decisión del individuo, a partir de ahí el trabajo no supone un esfuerzo.

 

Este proceso no es fácil, si no todo el mundo lo habría realizado, pero hay empresas que lo han seguido y por eso tienen ahora empleados competentes, felices y son mucho más rentables. Al igual que en el C.D. Zaragoza, los mismos jugadores pueden ser los últimos de la liga o los héroes de la temporada. Si quieres optar por la actitud de Jiménez, consulta con un coach de Impulso, te va a cambiar la visión sobre tu papel en la empresa.

 

Salvador Minguijón.

Delegado territorial de Aragón.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

2 Responses to “El ¿milagro? del C.D. Zaragoza o el espíritu de equipo”

By Salvador Minguijon - 27 junio 2012 Responder

¡¡ CIERTO !!
Perdón por el error.
Por curiosidad; para llamarse Real hay que pagar unos derechos y obtener la aprobacion de la Casa Real.
Gracias por la corrección.

By bosco - 27 junio 2012 Responder

El CD Zaragoza no existe, se llama REAL ZARAGOZA S.A.D.

Leave a Comment