Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/¿Es mejor no estudiar para ser un buen empresario? – Antonio Calvo

¿Es mejor no estudiar para ser un buen empresario? – Antonio Calvo

Con cierta frecuencia nos encontramos con afirmaciones, refranes y tópicos del tipo “más enseña la necesidad que la universidad”, “un empresario nace, no se hace”, “la calle ha sido su escuela”,… ¿Qué parte de verdad hay en todo esto? ¿Dónde nos enseñan a ser empresarios? ¿Es mejor no estudiar para ser un buen empresario? Vamos a tratar de responder a estas preguntas una a una.

Kiyosaki dice que en la escuela nos enseñan a ser empleados, no le falta razón porque en la escuela nos enseñan a cumplir las normas, a respetar la jerarquía y nos hacen especialistas en alguna disciplina, con este entrenamiento casi la única opción es encontrar un empleo por cuenta ajena. Por otro lado es algo bastante alejado del espíritu empresarial que, para tener éxito, a menudo necesita romper con lo establecido y ser generalista.

También es cierto que las afirmaciones recogidas en el primer párrafo se suele utilizar por personas que no han tenido la oportunidad de estudiar o teniéndola no la han aprovechado, y sin embargo han tenido éxito en los negocios, ya que como profesionales no han podido por falta de formación o de un título. Por tanto en ellos se cumple que han aprendido de la necesidad y en la calle, pero nos queda la duda de lo que podrían haber sido con la ayuda de una formación, porque es evidente que para su desempeño habrán aprendido todo lo que han podido aunque por el peor camino, el de los errores.

aulaEn esta categoría nos encontramos muchos empresarios, no digo que sean los mejores, pero su falta de especialización les ha ayudado a ser más generalistas. Es curioso observar como muchos profesionales mediocres se convierten en empresarios, ya que en su profesión nunca tendrán demasiado éxito, y profesionales extraordinarios que no abandonan nunca su estatus de empleado, donde se ganan muy bien la vida. En definitiva, que los empresarios de la construcción son siempre malos albañiles, porque los buenos han seguido siendo siempre albañiles (perdón por generalizar).

Es cierto que hay grandes escuelas de negocios, pero ¿qué necesitamos para ser empresarios y no enseñan en la escuela? Puede haber muchas cosas pero considero dos fundamentales, son gestionarse a uno mismo y gestionar a los demás, podríamos hablar de liderazgo o inteligencia emocional. Aprender a enfrentarnos a distintas situaciones, a trabajar con personas que son muy diferentes a nosotros, a entender que existen muchas realidades diferentes, a gestionar nuestras emociones y comportamientos, a relacionarnos, a conseguir que la gente haga lo que tiene que hacer, ya que al final las personas que nos rodean, y nosotros mismos, son los que ponen en marcha las ideas, compran, venden, dirigen, etc.

En cómo nos lideramos a nosotros mismos nos va la vida, no porque vayamos a  dejar de existir, sino porque la desperdiciemos, es la diferencia entre “en esto me va la vida” y “en esto se me va la vida”. La forma de gestionar nuestras emociones, establecer objetivos, elegir la actitud, resolver conflictos, gestionar el tiempo y un largo etcétera configuran nuestro perfil empresarial y condicionan el éxito del negocio. Los maestros, las pizarras y las aulas nunca nos hablaron de nada de esto, quizá por eso uno de los éxitos del coaching consiste en enseñar y trabajar cosas de las que nunca antes nadie nos había hablado y, sin embargo, son el origen del éxito de nuestra empresa, de nuestra profesión o de nuestra vida.

Antonio Calvo – Director General de Impulso Coaching de Negocios

Entradas anteriores:

La honestidad del líder – Salvador Minguijón

Valores, principios y gestión del tiempo – Juan Díaz

Pautas para gestionar equipos – Salvador Minguijón

El margen, a veces, es un objetivo en sí mismo – Gonzalo Martín

Profesionalidad y compromiso – Salvador Minguijón

Soy tóxica y quiero dejar de serlo – Meritxell Jimenez-eguizabal.

Nos contratan por lo que sabemos, nos despiden por lo que somos – Antonio Calvo

Método para gestionar las emociones – Antonio Calvo

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

3 Responses to “¿Es mejor no estudiar para ser un buen empresario? – Antonio Calvo”

By meritxell Jimenez-Eguizabal - 2 febrero 2016 Responder

Buen articulo Antonio, me ha encantado
Liderazgo, Actitud y esfuerzo, mucho esfuerzo y…. PASION por lo que hacemos

By Pedro - 2 febrero 2016 Responder

¡¡¡¡¡¡Qué importante es saber liderarse a uno mismo!!!!! Cuando sabes liderarte eres capaz de conocer tus debilidades, formarte, prepararte, rodearte de los mejores y consecuentemente ejercer un liderazgo eficaz en tu entorno. Lo que siempre nos decían de pequeños:”predica con el ejemplo” y además……. ¡no dejes de estudiar nunca!

By Santiago - 2 febrero 2016 Responder

Estoy de acuerdo Antonio en las dos claves: liderarse a uno mismo y liderar a otros, que es lo que diferencia a un buen empresario de quien no lo es y que, precisamente, es lo que no enseñan en la escuela.

¿Puede ser esto porque son maestros o profesores y no empresarios?

Saludos

Leave a Comment