Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/La cultura del dinero – Antonio Calvo

La cultura del dinero – Antonio Calvo

¿Qué haría si tuviera dinero? ¿Qué puede hacer con el que ya tiene?

Qué hacer con el dinero es un pensamiento que genera inquietud y desasosiego, de ahí que algunos afirmen que “el dinero solo trae problemas”. Pero no es así, los problemas no los trae el dinero, nos los creamos nosotros mismos. Cada uno tenemos una cultura del dinero diferente, adquirida o heredada da igual, por eso no es lo mismo tener dinero que ser rico, quizá a eso se refería un famoso anuncio de relojes que decía: “no es lo que tengo, es lo que soy”.

Para conocer nuestra cultura del dinero debemos conocernos a nosotros mismos. En primer lugar identificando nuestro perfil entre tres básicos posibles dependiendo si consideramos que el dinero es para gastar, para ahorrar o para invertir (producir más dinero), aunque es probable que nos encontremos en situaciones intermedias o tengamos un poco de todo, es recomendable que estemos convencidos de cuál es nuestro perfil dominante. En segundo lugar, identificando hábitos y falsas creencias sobre dos aspectos  también básicos: el ahorro y la inversión. Superados estos errores y siguiendo ciertas reglas lógicas podremos optar a un futuro financiero más próspero.

En cuanto al gasto y el ahorro, los hábitos y creencias erróneas más frecuentes son:

  • tarja de crèditConfundir gasto con inversión. Esto se suele producir cuando se adquieren bienes de cierto valor, los ejemplos más típicos son una casa o un coche. Si necesitamos estos bienes para vivir y no podremos venderlos por un precio superior al de compra, no son una inversión sino un gasto.
  • Siempre se puede ahorrar. Mientras esté por encima de la línea de pobreza, el ahorro depende de las necesidades que se auto-imponga y lo que esté dispuesto a sacrificar. Registre al detalle sus gastos y al cabo de un tiempo se sorprenderá de los gastos innecesarios que le roban capacidad de inversión.
  • Las compras impulsivas o para restablecer el ánimo.
  • Pensar que el futuro no es una prioridad y no necesita ahorrar o invertir. Es una opción.
  • La estabilidad es permanente. Distintas circunstancias favorables (empleo, familia, salud,…) le han hecho despreocuparse por el dinero y pensar que sería siempre así.
  • La obsesión por el dinero puede llegar a perjudicar su vida social y su salud por conseguir cosas que quizás ya tenga, pero no se ha dado cuenta. Una vez más se trata de establecer objetivos claros.
  • Por favor, añada las que sincera y honestamente considere propias.

En cuanto al espíritu inversor:

  • Sentirse perdedor. Creer que invertir es un juego donde siempre hay que ganar. Hay que ser consciente de que cualquiera que haga una fortuna de un día a otro la puede perder igual de rápido.
  • Esperar lo imposible. Pensar que la pérdida no se materializa hasta que no se vende y mantener posiciones perdiendo dinero hasta el final con la esperanza que mejore en un futuro. Es recomendable establecer un objetivo de máximos y mínimos, dejando las emociones a un lado y preguntarse ¿compraría hoy este activo?, si la respuesta es negativa es mejor aceptar la pérdida y vender.
  • Demasiada vigilancia. Revisar constantemente el valor, incluso varias veces al día, provoca compras y ventas frecuentes de dudosa rentabilidad. Las ventas a corto plazo suelen estar gravadas con más impuestos que las inversiones a largo. Es típico de los operadores por Internet.
  • Buscar “el pelotazo”. Invertir en empresas con poca historia y confiar en su gran potencial, sin tener muy en cuenta los números.
  • Temor al riesgo. El riesgo es igual a incertidumbre y no se mide por la posibilidad de perder, sino por la variación de retorno de la inversión.
  • Recompensas gratuitas. Los beneficios son una compensación del riesgo, es decir que a mayor riesgo, mayor probabilidad de ganar o perder mucho y a menor riesgo menos rentabilidad pero más segura.

Ahora que ya se conoce a sí mismo como inversor, piense para qué quiere invertir:

  • Proteger su dinero para imprevistos. Utilice inversiones seguras de mínimo riesgo y escasa o nula estalvirentabilidad.
  • Generar ingresos extras de manera recurrente. Lo habitual son inversiones a largo plazo que retribuyen intereses o dividendos.
  • Plusvalía de su capital. Inversiones a muy largo plazo en las que no se da mucha importancia a las variaciones a corto, habitualmente utilizadas para complementar los ingresos en la edad de jubilación.
  • Protegerse de la inflación. La única preocupación es que el dinero no pierda valor, las inversiones suelen ser en bienes materiales.
  • La especulación. Son inversiones más próximas al juego y las apuestas, no son recomendables para principiantes o personas que no pueden permitirse el lujo de perderlo todo.

A la hora de invertir, el consejo habitual es diversificar, es decir tener muchos tipos de inversiones. Con esto se consigue aprovechar la tendencia general del mercado, las inversiones rentables compensarán las no rentables, con lo cual se reduce el riesgo, procurando no sacrificar mucho la rentabilidad.

Ahora que ya conoce como es usted mismo y lo que quiere lograr, haga lo necesario o busque alguien que le ayude a conseguirlo. Tenga en cuenta que lo más difícil de todo es cambiar la forma de ser.

Antonio Calvo – Director General de Impulso Coaching de Negocios.

Entradas anteriores:

Aprende sobre rapport – Ana Suárez

El reto de emprender en España (II) CLAVES PARA CREAR UNA EMPRESA QUE PERDURE EN EL TIEMPO – Juan Antonio Jiménez

12 aspectos clave para mejorar tus ventas – Santiago Torre

No grites las características, habla de los beneficios – Santiago Torre

El reto de emprender en España (I) – Juan Antonio Jiménez

8 claves para invertir en ti – Catalina Fuster

Tu secretaria trata mal a mis comerciales – Meritxell Jimenez-eguizabal

¿Soy la mejor opción para mi cliente? – ESAMA

Camarón que se duerme se me lleva la corriente (o cuando cambiar es necesario) – Antonio Calvo

¿Es mejor no estudiar para ser un buen empresario? – Antonio Calvo

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment