Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/La fábula del anciano, el asno y el niño – No podemos complacer a todo el mundo

La fábula del anciano, el asno y el niño – No podemos complacer a todo el mundo

“Había una vez un anciano y un niño que viajaban con un burro de pueblo en pueblo. Puesto que el asno estaba viejo, llegaron a una aldea caminando junto al animal, en vez de montarse en él. Al pasar por la calle principal, un grupo de niños se rió de ellos, gritando: 

-¡Mirad qué par de tontos! Tienen un burro y, en lugar de montarlo, van los dos andando a su lado. Por lo menos, el viejo podría subirse al burro. 

Entonces el anciano se subió al burro y prosiguieron la marcha. Llegaron a otro pueblo y, al transitar entre las casas, algunas personas se llenaron de indignación cuando vieron al viejo sobre el burro y al niño caminando al lado. Entonces dijeron a viva voz: 

-¡Parece mentira! ¡Qué desfachatez! El viejo sentado en el burro y el pobre niño caminando. 


Al salir del pueblo, el anciano y el niño intercambiaron sus puestos. Siguieron haciendo camino hasta llegar a otra aldea. Cuando la gente los vio, exclamaron escandalizados: 

-¡Esto es verdaderamente intolerable! ¿Han visto algo semejante? El muchacho montado en el burro y el pobre anciano caminando a su lado. 

-¡Qué vergüenza! 

Puestas así las cosas, el viejo y el niño compartieron el burro. El fiel jumento llevaba ahora el cuerpo de ambos sobre su lomo. Cruzaron junto a un grupo de campesinos y éstos comenzaron a vociferar: 

-¡Sinvergüenzas! ¿Es que no tienen corazón? ¡Van a reventar al pobre animal! 

Estando ya el burro exhausto, y siendo que aún faltaba mucho para llegar a destino, el anciano y el niño optaron entonces por cargar al flaco burro sobre sus hombros. De este modo llegaron al siguiente pueblo. La gente se apiñó alrededor de ellos. Entre las carcajadas, los pueblerinos se mofaban gritando: 

-Nunca hemos visto gente tan boba. Tienen un burro y, en lugar de montarse sobre él, lo llevan a cuestas. ¡Esto sí que es bueno! ¡Qué par de tontos! 

La gente jamás había visto algo tan ridículo y empezó a seguirlos. 

ase 2

Al llegar a un puente, el ruido de la multitud asustó al animal que empezó a forcejear hasta librarse de las ataduras. Tanto hizo que rodó por el puente y cayó en el río. Cuando se repuso, nadó hasta la orilla y fue a buscar refugio en los montes cercanos. 

El molinero, triste, se dio cuenta de que, en su afán por quedar bien con todos, había actuado sin el menor seso y, lo que es peor, había perdido a su querido burro”. 

Últimas entradas en la web:

Cinco arrepentimientos (antes de morir) (Bronnie Ware) http://impulsocoach.com/blog/2014/09/22/cinco-arrepentimientos-antes-de-morir-bronnie-ware/

La casa imperfecta – Fábulas para reflexionar http://impulsocoach.com/blog/2014/09/05/la-casa-imperfecta-fabulas-para-reflexionar/

Nos piden más y más…y cada vez nos dan menos . Por Salvador Minguijón http://impulsocoach.com/blog/2014/09/04/nos-piden-mas-y-mas-y-cada-vez-nos-dan-menos-por-salvador-minguijon/

Este Septiembre SI PODEMOS – Por Meritxell Jimenez-Eguizabal http://impulsocoach.com/blog/2014/09/01/este-septiembre-si-podemos-por-meritxell-jimenez-eguizabal/

 

 

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

7 Responses to “La fábula del anciano, el asno y el niño – No podemos complacer a todo el mundo”

By Antonio - 24 septiembre 2014 Responder

Algo similar ocurre cuando pides opinión sobre algo que has hecho. Inmediatamente la otra persona se pone a buscar fallos y contratiempos que puedan surgir, porque algo hay que decir, porque estamos obligados a contestar, parece que si diecen algo bueno no es una buena crítitca.
Además, puede que lo hagan señalando que es una crítica constructiva.

By Santiago - 24 septiembre 2014 Responder

Hagas lo que hagas a alguien le parecerá mal. Tenemos una facilidad pasmosa y una tendencia imparable a ver los aspectos negativos de las situaciones.

Si conseguimos cambiarlo y empezar a ver primero la parte positiva, nuestra vida cambia y comenzamos a conseguir lo que queremos.

Animo a todos a que trabajen en su cabeza para ver siempre, siempre la parte positiva en vez de la negativa, ya que es la base del éxito en lo que realicemos.

Saludos

By juan carlos - 23 septiembre 2014 Responder

Ya lo decía aquel: “que hablen de uno aunque sea bien”. Se supone que en principio nadie aplaude lo que haces, hagas lo que hagas.

By meritxell jimenez-eguizabal - 23 septiembre 2014 Responder

Nunca llueve a gusto de todos. Está claro que siempre tendremos gente que nos critique, bueno aprendamos de ello.

By Antonio - 23 septiembre 2014 Responder

Lo cierto es que si actuamos como realmente somos, de acuerdo a nuestros principios y valores, atraeremos a gente afín, con eso nos debemos dar por satisfechos.

By Antonio - 23 septiembre 2014 Responder

De lo único que se tenia que preocupar es de su burro que era quien le daría algo de ganar. Del resto es mejor no preocuparse, seguro que nadie le ayudaría a buscar el burro.

By Impulso Coaching - 23 septiembre 2014 Responder

Con lo bien que llevaban el tema y la que les liaron! Si es que es lo que tú dices Antonio, preocupémonos de nuestro ámbito y de hacerlo cada día lo mejor posible.

Leave a Comment