Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/LAS FUSIONES. PODEROSA ESTRATEGIA – Por Pedro Cerdán

LAS FUSIONES. PODEROSA ESTRATEGIA – Por Pedro Cerdán

Presentación: Estableciendo un paralelismo podría servir. “Hacer una unidad familiar de dos”. Imagine: Varón con hijos todavía dependientes, mujer también con hijos en iguales condiciones, que deciden fusionar las dos unidades familiares en una sola y bajo un mismo techo. Delicada misión. Argumento de muchas películas.

La fusión de dos o más negocios pretende obtener como resultado uno nuevo y único, que reporte ventajas y beneficios, y que aislados no sería posible obtener.

Estratégicamente son muchas las razones por las que puede convenir este tipo de iniciativas. Razones posibles que podrían enmarcarse en alguna de estas dos, más generales y coincidentes en toda empresa o negocio: El beneficio y la calidad de vida.
Fusión que sin duda proporcionará sinergias y economías de escala, consecuencia de una mayor dimensión del negocio resultante y único. El atractivo de fusionar lo encontramos en que la suma de los originales debe dar como resultado otro mayor que, el lógico esperado de sumar partes.

Pero también cabe el efecto contrario, de no ser cuidadosos en el proceso de fusión.

Negocios que se fusionen, pueden ver ese inicial atractivo neutralizado, e incluso convertido en negativo, en relación a resultados esperados si no cuidamos el proceso.

Luego la creación de valor es la aspiración de cualquier fusión. Valor no solo en términos de beneficio económico, también pueden perseguirse beneficios de otra naturaleza no incompatibles con los económicos, y relacionados más con la calidad de vida, la seguridad, la estabilidad y, por qué no, la compañía frente a la soledad.

Cuando nos hablan de que se ha realizado una fusión, damos por hecho que los protagonistas han cubierto etapas de reflexión en torno al qué, con quién, cómo y cuándo hacerla. Han valorado pros y contras de la iniciativa, determinada la viabilidad y planificado la acción que les reportará el beneficio. Han celebrado interminables sesiones de puesta en común entre partes y marcado objetivos.

puzzle3Aspecto fundamental de ese proceso preparatorio es el relativo al análisis de los pro y contras. Deslumbrarnos con los “pro” restando importancia a los “contra”, supondrá iniciar el proceso con una gran dosis de ilusión para, con el paso del tiempo, sufrir gran desgaste y caer posteriormente, por la falta de resultados, en un estado anímico de frustración. El tiempo, de forma inexorable, se encarga de ponernos delante los errores cometidos en el pasado. Errores que hubiera sido fácil identificar para evitarlos. Por ello la ilusión inicial y la hiperactividad, se tornan en pasividad y apatía.

Es alto el ratio de fracaso en los procesos de fusión de negocios. Y muy elevado el sufrimiento que conlleva a los afectados. Desde el primero al último del organigrama.
Fracaso que tiene su raíz en el intento de fusionar distintas culturas empresariales en una única cultura. Toda una filosofía del ser y hacer, frente a la diversidad previa.
Puede llegar a convertirse en un juego de poderes donde el campo de batalla no está fuera, lo tenemos en casa, en cada rincón, y que se manifiesta en todo momento y facetas del negocio. Una lucha entre egos tras la supremacía. ¿Quién será el macho alfa, el grupo dominante?

Es un problema de hábitos y costumbres, de principios y de valores, de pautas de comportamientos distintos que deben, adaptándose, buscar un punto de encuentro donde la convivencia no solo sea posible, sino más productiva y eficiente, porque solo armonizando esos sujetos diferentes y simultaneados, lograremos que interpreten de manera excelente la partitura del día a día.

No considerar ese aspecto fundamental en una fusión, el emocional, nos llevará a tener que poner encima de la mesa en un futuro, con una adicional carga emotiva de dolor y frustración, el tema a solucionar: la franca y abierta relación.

Por ello, entre otras razones, el fracaso de las fusiones puede deberse a:

– Esos problemas de integración cultural de la plantilla al no disponer de un nuevo modelo y previo al que adaptarse los participantes.

– No tener rediseñados los roles de cada cual dentro de la nueva organización.

– No disponer de la clara referencia de un sistema de liderazgo reconocido, aceptado y evolucionado.

– No disponer de claros objetivos personales, de equipo y de empresa.

– No conocer la visión y la misión de la nueva organización.

– No repartir las cargas y beneficios de la fusión con criterios de justicia y equidad.

– No ser capaces de transmitir el qué y porqué se pretende, previa escucha de opiniones de afectados, que nos permitan construir más y mejor.
Todo eso y mucho más, es lo que puede dificultar un proceso de fusión.

Esa falta de planificación previa ante una fusión, ese no contemplar la faceta más emocional de las personas que se van a fusionar, es lo que en muchas ocasiones lleva al fracaso la iniciativa. Una tremenda falta de comunicación que dificulta la relación.
No haber planificado ese proceso y tenido en cuenta la emotividad, hará que sea frecuente escuchar mensajes contradictorios en el día a día, que vayan minando el proyecto de unir para reforzar, por la aparición de comportamientos inaceptables.puzzle

Cada organización fusionada tenía su particular estructura y su líder, su particular forma de hacer, resolver y reaccionar. Entre los sujetos de cada estructura existían lazos emocionales, vinculaciones y relaciones determinadas, que de la noche a la mañana son difíciles de sustituir por otras nuevas.

Tomamos conciencia del conflicto cuando, entre los sujetos que conforman los nuevos equipos, empieza a aparecer:

– La desconfianza. Surge por la sensación de vulnerabilidad.

– El temor al conflicto. Camuflamos las divergencias en pro de una falsa armonía.

– La falta de compromiso. Consecuencia de las anteriores y capaz de sumirnos en un estado de pasividad y apatía que nos aleja de los objetivos.

Eludir responsabilidades. Lo que nos sume en la mediocridad y bajos estándares de calidad y productividad.

– La falta de atención a resultados. Resultados de equipo por encima de los personales, pues estamos más pendientes de sobrevivir que de colaborar.

Hoy día se requiere de negocios dotados de una determinada dimensión mínima. Las sinergias y economías de escala capaces de aparecer son imprescindibles para dotarlos de la fuerza necesaria para competir y llegar al mercado como una seria alternativa.

Por lo que alejar la improvisación y colocar los egos en su justo lugar, es condición sine qua non. Y como herramienta, la comunicación y los comportamientos, además de las tradicionales que son de uso más frecuente.

Ante una fusión, eliminar ese riesgo y reducir la tasa de fracasos pasa por la toma de conciencia de la necesidad de profundizar en las nuevas relaciones que se van a establecer con esa iniciativa.

Como en una película: Presentación-Nudo-Desenlace. ¿Y los créditos? Si el resultado ha sido bueno, se leerán al final de la película.

A su disposición en: pedrocerdan@impulsocoach.com y www.impulsocoach.com

Entradas anteriores:

Mi departamento de R.R.H.H – Por Pedro Cerdán

Con ésto aguantamos un mes – Por Santiago Torre

“CENTRAMIENTO” – Por Juancho Burgos

Masterclass “Véndeme este boli”

¿Su equipo no está motivado? – Por Salvador Minguijón

Planificación empresarial para conseguir tus metas.

Liderazgo ¿Por qué no conseguimos que se respeten las normas? – Por Santiago Torre

Coaching: La farmacia para el trabajador cansado – Por Meritxell Jimenez-eguizabal

Vuelve a ser un niño! (algunos riesgos aquí expuestos son para avanzados) – Por Santiago Torre

Enfócate en lo positivo – Por Santiago Torre

El “dumping” y las guerras de precios – Por Pedro Cerdán

Tú, ¿procrastinas o trabajas? – Por Jordi Piqué

Falsas creencias de los comerciales: El cliente solo compra por precio – Por Santiago Torre 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

2 Responses to “LAS FUSIONES. PODEROSA ESTRATEGIA – Por Pedro Cerdán”

By Antonio - 2 junio 2015 Responder

Mi experiencia es que las personas tardan mucho tiempo en olvidarse de antiguos procedimientos y costumbres. Además los defienden, más que antes, frente a los de la otra empresa fusionada.

By Juan Carlos - 2 junio 2015 Responder

La fusión siempre tiene una función, otro tema es si se consigue.

Leave a Comment