Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/Las personas no se gestionan, no son recursos – Por Santiago Torre

Las personas no se gestionan, no son recursos – Por Santiago Torre

(Del blog de Santiago Torre. Entrada publicada anteriormente el 6 de Noviembre de 2014)

“Las personas no se gestionan”, es una afirmación que yo realizaba en un debate en Linkedin y a la que me pedían que profundizara un poco más en el tema para poder ver los cimientos de la afirmación.

Tenemos varios puntos de vista diferentes. 

Por un lado, el etimológico. Si vamos a la RAE obtendremos que gestionar es “hacer diligencias conducentes al logro de un negocio o de un deseo cualquiera”. Desde este punto de vista, será complicado enlazar con gestión de personas. En todo caso podría ser objeto de debate si podemos gestionar circunstancias nuestras que promuevan acciones, comportamientos o similares de las referidas personas, que den el resultado que buscamos.

Por otro lado, tenemos el punto de vista de la realidad: solo podemos gestionar aquellos que nos pertenece o sobre lo que nos hayan empoderado para realizar; esto es, podemos gestionar nuestros recursos, nuestras emociones, nuestras reacciones, nuestros comportamientos o nuestros sentimientos, pero difícilmente los de los demás, ya que una misma acción o comentario puede provocar muy diversas reacciones en los otros, ya que estas dependerán de las vivencias, experiencias, expectativas e intereses de quien lo valora.

Por supuesto, tenemos el punto de vista humanístico o sociológico, que es el que más me interesa. Podría llegar a  aceptar que existiera un “encantador de serpientes” con una habilidad de persuasión superior que consiga que los demás hagan su propia voluntad, aún en contra de sus intereses, pero sería la excepción que confirma la regla y siempre temporal.

Como he indicado anteriormente, este persuasor sublime podría intentar gestionar emociones, expectativas o comportamientos, pero nunca personas, que son independientes de sus sentimientos, ya que pueden llegar a controlarlos, racionalizarlos y modificarlos, quedando, por lo tanto, tarde o temprano, al margen de ese persuasor. Existe una cita –atribuida a todo prohombre que se conoce, ya que si la buscas en internet, verás atribuciones a no menos de diez de ellos- que dice: “Se puede engañar a todos un tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”

En esta ocasión la RAE podría no darnos la razón ya que si buscamos recurso obtendremos en su acepción segunda “Medio de cualquier clase que, en caso de necesidad, sirve para conseguir lo que se pretende.”, en donde las personas podrían ser ese medio, pero son libres por naturaleza y tienen capacidad de propia decisión, hecho que reconoce nuestro ordenamiento jurídico, permitiendo a un trabajador abandonar voluntariamente a su empleador cuando lo desee, por lo que considerarlo un recurso propio, nos llevará tarde o temprano a la desmotivación, desilusión, apatía, bajo rendimiento y abandono activo de la compañía, o lo que es peor, al abandono pasivo, esto es, seguir en la empresa a la espera de la jubilación o de un despido con indemnización.

Las personas no se gestionan. No nos pertenecen. Son libres. Cada una tiene diferentes vivencias y percepciones de la misma realidad. Podemos intentar gestionar algunos aspectos relacionados con las personas y sus comportamientos, e incluso sus creencias e ideas, pero no las personas y menos en un ámbito prolongado en el tiempo.

Las personas se lideran a través de las relaciones personales y de crear el entorno adecuado para que se ilusionen, se motiven, se desarrollen y acaben empoderándose y tomando control de su propia vida.

La ilusión, la motivación, el desarrollo personal y la asunción de responsabilidades es algo que tiene que surgir del interior de las personas.

Al igual que Alex Rovira y Fernando Trías de Bes en su libro “La buena suerte” –que si por cierto, no has leído, te recomiendo encarecidamente que lo hagas. Es un absoluto imprescindible- propugnan, si nosotros queremos que las personas que trabajan con nosotros estén motivados, ilusionados y con deseo de desarrollo permanente, lo que podemos hacer es crear el entorno favorable para que ello suceda y eso es lo que nosotros podemos gestionar: el entorno y las circunstancias, no las personas que son libres, volubles y, la mayoría de las veces, impredecibles.

La manipulación de personas puede ser un recurso con buenos resultados a corto plazo, pero nefastos a largo plazo.

Olvídate de intentar gestionar personas y céntrate en crear las condiciones favorables para que suceda lo que tú quieres que suceda, pero sin manipulación, ya que esta no puede ser eterna y tarde o temprano se te volverá en contra.

Santiago Torre

Socio – Coach de Impulso Coaching de Negocios en Bilbao.

Visita su blog  www.santiagotorre.com

Entradas anteriores:

Familias, subfamilias y productosGonzalo Martín

¿Qué se debe hacer para incrementar la cifra de ventas? Parte 3 Andrés Frydman (ESAMA)

¿Qué se debe hacer para incrementar la cifra de ventas? Parte 2 – Andrés Frydman (ESAMA)

¿Qué se debe hacer para incrementar la cifra de ventas? Parte 1 – Andrés Frydman (ESAMA)

Como revertir una actitud laboral (o política) conflictiva – Salvador Minguijón

Gestión comercial en momentos de turbulencia ¿Cómo remar contra corriente y sacar oro del barro? – ESAMA

Si viviera en otra situación… – Santiago Torre

Si tuviera tiempo haría… – Santiago Torre

¿Quién nos dice cuánto podemos vender? – Gonzalo Martín

¿Tienes controlada tu empresa? – Antonio Calvo

Este Septiembre “SI PODEMOS” – Meritxell Jimenez-eguizabal

4 modos de comportamiento en ventas y 4 consecuencias para tu empresa – Santiago Torre

Fideliza a tus comerciales – Meritxell Jimenez-eguizabal

Como hacer llamadas de seguimiento efectivas – Santiago Torre

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

4 Responses to “Las personas no se gestionan, no son recursos – Por Santiago Torre”

By Santiago - 19 octubre 2015 Responder

Juan Carlos, sí esto de acuerdo.

Creo que hay una corriente de pensamiento muy importante que se ha dado cuenta de que hoy en día la aportación de valor tiene que venir por el equipo humano.

La tecnología, sistemas, organización, …. es efímera, en poco tiempo se vuelve obsoleta mientras que el equipo humano es permamente, sino con las mismas personas sí con la cultura que crean, que se transmite a las nuevas incorporaciones.

Sí que veo una mayor preocupación por este asunto por parte de propietarios y directivos de empresas que quieren mejorar.

Saludos

By Juan Carlos - 19 octubre 2015 Responder

Cada vez me encuentro con más empresarios que demuestran interés en cuidar el entorno de sus empleados-colaboradores-equipo. Parece que empezamos a darnos cuenta de lo importante que es centrarnos en aquello que podemos hacer en lugar de en lo que no podemos. No sé si estás de acuerdo.

By juan carlos - 6 noviembre 2014 Responder

Buena reflexion Santiago, crear las condiciones adecuadas, preparar el camino. Al final tampoco podemos gustar a todo el mundo pero si definir el entorno que creemos puede ayudar a mejorar el dia a dia.

By Santiago - 6 noviembre 2014 Responder

Así es Juan Carlos. Las personas no pueden ser consideradas como recursos, si no como seres humanos con libre albedrío.

Cuanto cambiarán algunas compañías si el departamento de RR.HH. en vez de Recursos Humanos fuera Relaciones Humanas como pensaba mi hijo que se llamaba

http://www.elmundoempresarial.es/noticias/es/1404/4/2293/

Leave a Comment