Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/Las zonas de la vida. Una elección ¿En qué zona te encuentras?

Las zonas de la vida. Una elección ¿En qué zona te encuentras?

IDEAS PREVIAS.

La elección de la zona en la que has decidido que trascurra tu vida, podría ser una de las explicaciones posibles a la hora de justificar el hecho de que:

–          Unas pocas empresas van muy bien;

–          un reducido grupo sobrevive; y

–          la inmensa mayoría de empresas no van ni cara al viento.

Para centrarnos en la materia de las zonas y encontrar en ellas la posible justificación de la dispar evolución de las empresas, resulta forzoso recordar algunas de las particularidades que distinguen a la persona del resto de seres vivos.

Entre otras características, de las personas debemos considerar:

–          Las personas y su innata tendencia a la curiosidad, aprender, a probar y experimentar, a descubrir cosas nuevas.

–          Que de entre los principales atributos diferenciadores se encuentra, como principal, la libertad de la persona para decidir. El libre albedrío. La capacidad de elección, decidir con plena libertad. Distinguir lo que gusta de lo que no, la reflexión, el análisis y la decisión tras la observación y evaluación.

–          La sociabilidad de la persona, el reconocimiento. Somos seres sociables. Tendemos a la relación, no a la soledad y el aislamiento. Somos interdependientes, no autosuficientes.

–          Disponemos de dos facultades entrañables, apasionantes, increíbles. Nuestra capacidad para imaginar y soñar. La posibilidad de, sin abandonar nuestra vida, poder vivir otra que deseemos y modelemos a nuestros caprichosos deseos.

–          La tendencia a la superación. La motivación. Esa fuerza que emana del interior y nos direcciona hacia un esfuerzo constante para lograr el objetivo deseado.

–          Los sentimientos. El miedo, la seguridad, alegría, tristeza, incertidumbres, dudas,… y la capacidad para manifestarlos a través de nuestras conductas y comportamientos, nuestras reacciones.

Gran parte de todo esto, nos diferencia del resto de seres vivos y nos hace ser la especie dominante capaz de las mejores y peores acciones que nos podamos imaginar. Somos libres para decidir si nuestra vida la queremos disfrutar o sufrir.

En resumen: La curiosidad, capacidad de pensar, libertad para decidir, sociabilidad, la motivación y nuestra capacidad para manifestar toda una serie de sentimientos que no somos capaces de reconocer en el resto de seres vivos. Son peculiaridades de la especie a la que pertenecemos.

zona_de_confort_y_magia

PASADO, PRESENTE Y FUTURO.

Y como todo ser vivo, vida solo tenemos una y depende tan solo de nosotros cómo la viviremos.

De tu Pasado y Presente, de todo lo vivido hasta hoy ¿qué conclusiones sacas?

Sabes lo que te ha gustado. Aquello que ha hecho que mereciera la pena vivir lo vivido.

También sabes qué es lo que no te ha gustado: Los errores que has cometido, las malas experiencias, los problemas que te has, o te han, generado.

Todo ello, hasta llegar a lo que es tu realidad, tu hoy.

Sin embargo, tienes todo un gran futuro por delante que solo de ti va a depender que sea de una forma u otra.

Si a muchos de nosotros nos preguntaran ¿cómo quieres que sea ese futuro? muy pocos podrían responder de manera satisfactoria. No sabríamos dar una completa respuesta.

Sabemos de ese futuro lo que no queremos que sea, lo que no queremos que nos ocurra, lo que no queremos vivir.

Sin embargo, que pocos saben lo que quieren que sea ese futuro que tan solo les pertenece a ellos.

Desde que nacemos, estamos condicionados por un entorno familiar, de amistades y de compañeros. Nos condiciona la educación recibida, nuestra formación, nuestras vivencias, y todo ello ha dado pie a que se instale en nuestro interior unas determinadas creencias que actúan a modo de paradigmas. Esta sociedad, nuestro entorno, nos ha moldeado a su imagen y semejanza.

Ese entorno, continua y machaconamente nos ha estado enviando un mensaje: Si quieres ser una persona de pro, tendrás que:

–          Trabajar duro.

–          Sacrificarte.

–          Aceptar tu destino y aprender a vivir con él aceptándolo.

Esas creencias, coloquialmente las podemos sintetizar en una triste frase: Más vale malo conocido que bueno por conocer.

Si esa frase y ese mensaje lo convertimos en dogma ¿dónde quedan nuestros sueños? ¿Para qué nuestra capacidad de imaginar y soñar?

Convertir en pauta de conducta el contenido del mensaje y la frase, es algo muy similar a ponernos un corsé de creencias inadecuadas que harán que nuestra vida discurra en una zona metafórica a la que llamamos nuestra “zona de confort”.

 534395_489542504398600_1531938201_n[1] webLA ZONA DE CONFORT.

En esa zona de confort nos sentimos cómodos. La comodidad procede de que todo lo que nos ocurra, si estamos en esa zona, es conocido y predecible. En esa zona estamos seguros, ya que dominamos el entorno. En esa zona, vamos a experimentar y a vivir episodios agradables unos, desagradables otros, pero el riesgo está controlado, medido.

En esa zona de confort transcurre la vida de la mayoría de las personas.

En esa zona de confort transcurre la vida de la mayoría de tu competencia.

Es la zona de la precaución, del no asumir riesgos, es la zona del miedo a perder lo que tenemos. También es la zona de los miedos al qué dirán, miedo a fallar, a la vergüenza, al ridículo. Todas creencias limitativas y pautas de comportamientos que nos han inculcado desde niños y que impiden que desarrollemos nuestro futuro con ambición.

Es la zona de la mediocridad, de la resignación. Es la zona en la que estamos sacrificando muchas de las posibilidades y potenciales de que la naturaleza ha hecho depositario al ser humano a las personas.

Es la zona en la que eres reactivo. Tus acciones van en la línea de dar respuesta a los estímulos del exterior. No acabas de ser dueño de tu vida. Es la vida la que se convierte en dueña de tus actos, de tus comportamientos.

Ser proactivo, ser positivo es presionar por superar los límites de esa zona y adentrarte en las siguientes. En un más allá en el que tu futuro dependa cada vez más de ti, desprendiéndote de los corsés que intentan sean consustanciales a nuestro yo.

zona mágica

LA ZONA DEL APRENDIZAJE.

Innato al ser humano, a las personas es la tendencia a aprender, descubrir, probar, es una necesidad y un atributo que se nos ha concedido.

Alrededor de la zona de confort se encuentra otra que es la de la luz, la información y la formación.

Conocer otros idiomas, viajar y descubrir otras culturas, otros modos de hacer las cosas, tendencias y gustos, modas que podrías introducir en tu entorno. Ampliar tu particular visión del mundo. Abrir tu mente a lo desconocido.

Con todo esto, estamos haciendo referencia a lo que caracteriza a otra zona que se encuentra alrededor de nuestra zona de confort. Estamos haciendo referencia a la zona del Aprendizaje.

Esta zona del aprendizaje apasiona a muchos y por ello, con frecuencia la visitan. Otros, a los felices residentes de la zona de confort, esta zona les asusta. Salir de la seguridad que les proporciona su zona de confort es un peligro. Piensan que se les puede llenar la cabeza de pájaros y perder el norte, su norte.

Debemos predisponer nuestra mente a abrirse a lo nuevo, lo mejorable, para crecer en actitudes y aptitudes. El crecimiento continuo que debe existir en toda empresa que desee alcanzar el éxito a través del cambio. Esa curiosidad, ese conocimiento, esa apertura nos prepara para la innovación. Innovación hoy tan fundamental para la pervivencia de nuestras empresas y alcanzar el éxito, nuestros objetivos. Y en estos tiempos de crisis es más deseable que nunca, porque toda crisis lleva aparejada una solución, solución que tan solo pasa por el cambio.

Es la zona de la formación tan necesaria para empleados y empleadores.

Es una locura pretender resultados distintos haciendo siempre las mismas cosas.

Es la zona donde a las personas les está permitido y comienzan a soñar y a pensar en que nuestro futuro solo depende de nosotros.

Es la zona de la esperanza en algo mejor. Donde la imaginación y tus sueños son determinantes. Es una zona sorprendente e ilusionante.

Zona de confort linkedin

LA ZONA MAGICA.

Más allá de la zona de Aprendizaje, se encuentra otra zona que, según quién la describa, puede tener un nombre u otro.

Para unos, los que la contemplan desde la zona de confort, es la zona del Pánico. Algo muy similar a Finisterre, donde los antiguos decían que se acababa el mundo. Si cruzabas el límite, te encontrabas con el abismo, monstruos de muchas cabezas.

Esos pobladores de la zona de confort animan al resto a que no den el paso de aventurarse a esa zona del Pánico, por estar repleta de grandes peligros. Nos dicen: No te arriesgues, te puede salir mal, perderlo todo, hacer el ridículo, fracasar.

Y la mayoría de la especie les escuchamos. Y la mayoría de los empresarios, vuestra competencia, haciéndoles caso a esos agoreros y resignados pobladores, se limitan a sentarse en su confortable poltrona, esperando pacientemente ver pasar el cadáver de su peor enemigo: La crisis… y recordando. Recordando tiempos pasados y mejores que ya no volverán.

Para otros, muchos de los que no se resignan a habitar en esa zona de confort y hacen continuas incursiones a la zona de aprendizaje, reflexionan, analizan, calculan riesgos y valoran el consejo de los unos: Te puede salir mal. Pero se les enciende una bombilla que les lleva a hacerse una pregunta también mágica ¿y si sale bien?

Si sale bien, lejos de ser zona del pánico, es zona donde pueden ocurrir cosas maravillosas

¿Cómo le llaman éstos a esa tercera zona? esta tercera zona es la Mágica.

Procedemos de una zona, la del Aprendizaje, en la que hemos comenzado a dar rienda suelta a nuestra imaginación, a nuestros sueños.

Nos adentramos en una zona en la que con determinación, vamos a hacer realidad esos sueños, los perseguimos. Nos pueden ocurrir cosas maravillosas, es la zona de los grandes retos, donde hemos tomado la decisión de perseguir con tenacidad nuestro sueño, nuestro futuro.

Es la zona en la que hemos decidido emprender acciones nuevas para obtener los resultados que hemos imaginado y soñamos.

 

RESUMEN Y PREGUNTAS.

Resumiendo: Esas son las tres zonas existentes y, solo con ese estado de conciencia, identificando dónde estamos, en que zona se encuentra nuestra empresa, nuestra gente, es como estaremos mucho más cerca de tomar la decisión de querer ser proactivo y crecer, no reactivo y defenderme para mantenerme.

Tenemos que dar respuesta a algunas preguntas:

–          ¿En qué zona me encuentro como empresario?

–          ¿En qué zona he colocado a mi gente?

–          ¿En qué zona está mi empresa?

–          Y, por fin, ¿en qué zona está mi competencia?

Tu zona mágica te llevará a determinar, no una, toda una serie de Características Únicas de Venta y Garantías Adicionales que siempre hará que el mercado te valore por encima de otras opciones.

LAS FUERZAS QUE NOS MUEVEN.

Imaginaros una diana formada por tres circunferencias. Tres circunferencias concéntricas que delimitan tres zonas distintas. Y un punto central equidistante a todos los puntos de cada circunferencia.

Imaginaros dos fuerzas de signo contrario:

–          Una de ellas, el miedo, te atrae hacia ese punto central. Ejerce una determinada fuerza que te impide salir de tu zona de confort y adentrarte en la del aprendizaje para, posteriormente, abordar la definitiva, la zona mágica.

El miedo nos genera una tensión emocional que nos impide superarnos, y nos condena a la inacción, nos paraliza.

–          La otra fuerza. La motivación, la ilusión. Soñar. Es la otra fuerza capaz de generar una tensión que nos lleve a crear, a innovar y avanzar. Fuerza creativa, opuesta a la anterior y que debemos lograr sea más intensa que la tensión emocional que genera el miedo.

 

Solo entendiendo esto, serás capaz de vivir la vida que desees vivir, no la que te impongan. Busca un qué que te motive y, a continuación, persigue tu sueño.

 

Otras entradas del blog:

Carta a Papá Noel – Por Santiago Torre

No hay enemigo pequeño para tu empresa pero el peor enemigo eres tú – Por Pedro Cerdán

Vuelve a ser un niño y practica el Noing! – Por Santiago Torre

Socios y hermanos ¿Cielo o infierno? _ Por Salvador Minguijón.

La fuerza de las preguntas. Si quieres respuestas brillantes haz preguntas inteligentes – Por Pedro Cerdán

¡Quiero ser un líder! – Por Pedro Valladolid

Formando en modo Trinity (¡Qué daño nos ha hecho matrix!) – Por Santiago Torre

La Pyme abandonada a su suerte – Por Salvador Minguijón

 

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

2 Responses to “Las zonas de la vida. Una elección ¿En qué zona te encuentras?”

By superadmin - 18 diciembre 2014 Responder

Casi siempre que hablamos de zona de confort nos estamos refiriendo al ámbito personal o profesional, todo lo visto es perfectamente aplicable a la empresa en sí.
Siempre he creido que las empresas o están creciendo o están decreciendo, pero dificilmente se mantienen durante mucho tiempo estables, con crecimeinto cero. Por tanto, permanecer en la zona de confort no es una solución, más bien se puede convertir en un problema ya que si no se elige salir de ahí se puede entrar en recesión.

By Juan Carlos - 18 diciembre 2014 Responder

La zona de confort, demasiadas veces coincide con lo que en Impulso llamamos “estar por debajo de la línea”. Dónde todo lo que nos ocurre, NUNCA, es por nuestra culpa, perdón, aclaro, todo lo que nos ocurre que no nos gusta. Por supuesto todo lo que nos ocurre de bueno SIEMPRE es por mérito nuestro. Zona de confort, qué bien se está, “si no fuera por” “es que” “si pudiera” “lo he intentado pero”…
¿Hacemos un juego? ¿podéis añadir más?

Leave a Comment