Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/No vendo, ¿me puede ayudar el telemarketing? – Por Meritxell Jimenez-Eguizabal

No vendo, ¿me puede ayudar el telemarketing? – Por Meritxell Jimenez-Eguizabal

Me acuerdo como si fuera ayer de la entrevista de mi primer trabajo. Pedían una telemarketing con inglés. Corría el año 1988. Acababa de terminar mis estudios y tenía una gran ilusión y ganas de ponerme a trabajar. Ojeando el periódico de los domingos, Bolsa de trabajo para ser más exacta, vi un anuncio que me llamó la atención:“NECESITAMOS  TELEMARKETING CON PERFECTO INGLES”.

El caso es que no tenía ni la más remota idea de lo que era, pero tenía muchas ganas y una ilusión terrible por ponerme a trabajar y llame al número que venía. Atendieron mi llamada y quede con ellos.

La entrevista fue en inglés. Cuando llego la pregunta del telemarketing le conteste que no tenía ni idea, “Explícamelo por favor, me interesa mucho aprender”. A medida que él (alucinado de la caradura que tenía) me explicaba yo le decía frases como, “Me encanta”, “Me veo muy capaz”, “No parece complicado, ¿verdad?”. Más tarde confesó que fue la mezcla de caradura y entusiasmo lo que le hizo decidirse a incorporarme al trabajo, ya no hizo ni una entrevista más.

La primera condición de aceptar el trabajo era  ir a Londres a un curso de Telemarketing. Dicho curso consistía en comprar chatarra para la fábrica suya en Inglaterra. Allí seríamos formadas por un grupo de americanos. La formación consistía en clases teóricas y prácticas al teléfono.

La empresa para la que me había puesto a trabajar era una fundición de cobre. Compraba chatarra y con ella fabricaba hilo de cobre. Yo no era la única persona en el curso, éramos un grupo de chicos de toda Europa, nos habíamos incorporado juntos.

Comprar por teléfono es difícil, en ingles todavía más difícil, pero ya comprar en ingles a chatarreros ingleses, no te quiero ni decir. Pero……. la verdad es que me lo pasé realmente genial. Disfruté, me reí y compré.

El presidente de dicha compañía era americano y haciendo honor a ello convirtió la formación en un juego, en una competición. Yo, aunque me defendía bien en inglés, me costaba mucho entender a los chatarreros. Pero me elabore mi propio dialogo de telemarketing.  “Hello, my name is Maria, I am from Spain, I don’t speak English very well, so…. Please, ¿Can you speak me slowly?”.

Los chatarreros me ayudaron muchísimo. Creo que les hizo gracia la llamada, pero también notaron una solicitud de ayuda sincera y me hablaban despacio y  compré , sí, compré, y tuve mi premio. No fui de las tres primeras, pero sí estuve en el grupo que más compraron. En todo el caso el premio, mi copita fue a la llamada más cercana, sincera y alegre.

Poco a poco el telemarketing se fue incorporando en el mercado y hoy en día se ha introducido de distintas formas y en algunos casos ha llegado a crearse  una imagen de ser algo molesto y desagradable

Entonces, ¿Qué pasa en este momento?, ¿Merece la pena el telemarketing?, ¿Debo de llamar por teléfono para conseguir citas y visitar empresas?,

Depende cómo lo hagas. Yo te recomiendo hacerlo de forma que el que reciba la llamada sepa que es tu empresa la que llama, que hemos dedicado un tiempo para ver y estudiar tu empresa. Que sepa que no es un dato. Es una llamada personal y única.

Yo sí soy partidaria de llamar por teléfono. Nosotros lo hacemos. Yo lo hago. Y te voy a decir mi forma de trabajar

ANTES DEL TELEMARKETING

1.- Lo primero de todo es tener una buena BBDD

Simplemente te dejo este enlace, me ha parecido que es muy interesante

http://www.teenvio.com/es/consejos/bases-de-datos-email-marketing/

 

2.- Me gusta preparar la llamada. Mirar en la Web, ver lo que hacen. Me da seguridad y me siento más cercana. . Me da pistas tales como si lleva mucho tiempo en el mercado, si es una empresa joven, si son Central o delegación, el tamaño de la empresa.

3.- Una vez que he mirado la web, mando un correo personalizado. No muchos. Un número al que pueda hacer un seguimiento.

DURANTE EL TELEMARKETING

Un par de días después se llama por teléfono a los que se ha enviado un correo

1.- Preparo mi lugar de trabajo. Mi mesa. Mis papeles, mi boli, mi espejo. El espejo nos puede ayudar a sonreír mientras hablamos. Eso es muy muy importante.

2.- Me gusta presentarme. Mi nombre. Mi empresa. Y el motivo de llamada. Hablar poco y ya preguntarle algo en concreto como puede ser si han recibido el correo.

3.- Identifica con quien tienes que hablar. Con quien estás hablando. Y si hay una o varias personas que te podrían recibir.

4.- Aprende a escuchar, el receptor se sentirá agradecido. No quieras hablar y hablar. Tenemos dos orejas y una boca, por algo será.

5- En mi caso doy siempre explicaciones a todo el que me lo pide.

6.- Pase lo que pase, sé siempre educado y profesional. El telemarketing a veces puede ser duro. En general la gente atiende muy bien por teléfono, pero hay ocasiones donde puedes encontrarte con una mal contestación, pero una que muy mala contestación. No lo tomes en cuenta. Pasa de esa llamada y a por la siguiente

7.- Se sincero sobre tu empresa. Amablemente sincero.

8.- Termina la llamada rápido y educadamente cuando veas que no te quieren comprar.

9.- Toma nota y registra tus llamadas. Cuantas haces, cuantos contactos. El día de la llamada y el comentario.

10.- Registra también la tasa de tu éxito

11.- Escribe las objeciones y haz tu propio guion de Telemarketing. Adapta tu personalidad a tu lenguaje, a tu forma de ser.

Por último te voy a dar mi pequeño consejo

 

Cuando empecé a llamar por teléfono para concertar citas para nuestra empresa me sentaban muy mal aquellas respuestas que eran desagradables y groseras, tales como , “NO ME INTERESA EN ABSOLUTO”, “YO NO CREO EN ESAS TONTERÍAS”, “¿VAS A SABER TU MAS QUE YO DE MI NEGOCIO”. Me producía una gran frustración que la gente me tratara mal y pensaba que todo se puede decir, pero con educación. Al cabo de un año, de dos repasando la BBDD me he encontrado que muchas de las empresas que me habían contestado  de forma muy agresiva, habían cerrado, estaban en ERE, en liquidación, en concurso de acreedores. Hoy en día me doy cuenta de que no estaban para nada. No justifico que me trataran mal, pero me imagino que estaban pasando por un mal momento. Por lo tanto te doy el consejo de que cuando llames y te encuentres con alguien desagradable, acuérdate de DALE CARNEGIE y “NO JUZGUES, NO CRITIQUES, NO CONDENES”. No sabemos porque lo hace. Tómatelo con mucha filosofía y con mucha tranquilidad.

Y POR ULTIMO, HAGAS LO QUE HAGAS, DISFRUTA DE TU TRABAJO

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

2 Responses to “No vendo, ¿me puede ayudar el telemarketing? – Por Meritxell Jimenez-Eguizabal”

By Estela - 10 septiembre 2014 Responder

lindo me gusta y es como dicen lo leeere una y otra y otra vez …… muy bueno

By mauricio matamoros funes - 8 septiembre 2014 Responder

me gusta me agrada sigue en viando este tipo d eideas o experiencias son fabulosas como sabras en ventas uno lo hace o lo ha dejado de hacer y tu vienes arecordarnos, te felicito. mauricio funes

Leave a Comment