Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/¿Su equipo no está motivado? – Por Salvador Minguijón

¿Su equipo no está motivado? – Por Salvador Minguijón

Si su equipo no está motivado, tenga usted por seguro que, es por su culpa. Y no por no saberles motivar, sino ¡por haberles seleccionado mal! Ya que gran parte de la motivación reside en ellos mismos. La principal fuente de motivación es la automotivación, es decir la capacidad de cada individuo por luchar por lo que quiere conseguir.

La automotivación es una actitud voluntaria. Salvo patologías, tratables hoy en día en la mayoría de los casos, cada persona tiene la capacidad de elegir entre agarrar el toro de su futuro por los cuernos o liberarse de esta responsabilidad achacando su situación a factores externos… crisis… Grecia…. bancos… Merkel… mi jefe… mi mujer/marido… etc. ¡¡ Realmente nos lo ponen fácil!

En este sentido, podemos afirmar que en el tema de la motivación, su trabajador debe aportar el 80%. Usted tiene la obligación de cuidar y cultivar lo que aporta en trabajador y aportar el otro 20% que falta.

¿Cómo cuidar el 80 % que aporta el trabajador?

La primera tarea para cuidar ese 80% es hacer coincidir las metas del empleado con las de la empresa, de forma que ese esfuerzo de automotivación vaya dirigido en el mismo sentido que el de la empresa. Este proceso se llama de alineación (poner en la misma línea) de metas y objetivos, con este proceso se pasa de la motivación al compromiso.

Por tanto, a pesar de lo que se pueda pensar en un principio, en la automotivación también debemos intervenir desarrollando dos habilidades: la selección, tanto positiva (contratar) como negativa (despedir) y la alineación de objetivos.

Utilizando un símil agrícola, la automotivación del trabajador debemos regarla y alimentarla periódicamente. ¡¡¡No podar!!! , salvo en ramas incipientes y periféricas.

Diverse group of business team with hands together

¿Cómo aportar el otro 20%?

A menudo cuando nos contratan para motivar al equipo, la primera pregunta que nos gustaría hacer es: “¿Qué estás haciendo para tenerles desmotivados?” Quizá la pregunta no la hagamos tan directa, pero si pedimos que el empresario o gerente reflexione sobre las causas de la desmotivación y en cómo puede influir sobre ellas.

Entre las causas de la desmotivación se suelen encontrar los incumplimientos de mínimos, es decir de aquellos factores que el empleado considera inherentes e irrenunciables en su puesto de trabajo (casi siempre son materiales, de dinero, tiempo, etc.). Es decir que si los tiene no van a producir mayor motivación, pero si no los tienen  producen desmotivación. Por tanto no intente motivar con estos factores, no lo conseguirá, a los ojos del empleado solo estará cumpliendo con algo que él y su trabajo se merecen.

Para motivar debe desarrollar otras actividades, a corto plazo reconociendo y premiando, a medio plazo, dando autonomía y  cancha a la gente para que se desarrolle. Existe un principio irrenunciable que todo empresario debe tener en cuenta permanentemente si quiere que su empresa se desarrolle de manera correcta y no se estanque: Primero, aprende a hacerlo; segundo, hazlo; tercero, enseña a hacerlo y por último, deja hacerlo. Este sencillo principio encierra gran parte de la cultura del liderazgo empresarial y los factores motivadores más fuertes.

Cuando se aplica este principio, al equipo se transmite seguridad (alguien sabe lo que hay que hacer y cómo hacerlo, es su líder), se obtiene agradecimiento por la enseñanza, cierto compromiso personal de demostrar lo aprendido y por la confianza depositada en él.

A largo plazo, la principal actividad para motivar consiste en vigilar que la proyección de vida de su gente sea compatibles con el desarrollo de la empresa, para ello deberá interesarse, de manera sincera, por esa proyección y tratar de alinearla (vuelve a aparecer el término).

Cuando supere el área de motivación comience a trabajar el siguiente nivel, el compromiso. Conseguirá un equipo de alto rendimiento para su empresa y para ellos mismos.

Salvador Minguijón

Coach de negocios Delegación de Aragón

Planificación empresarial para conseguir tus metas.

Liderazgo ¿Por qué no conseguimos que se respeten las normas? – Por Santiago Torre

Coaching: La farmacia para el trabajador cansado – Por Meritxell Jimenez-eguizabal

Vuelve a ser un niño! (algunos riesgos aquí expuestos son para avanzados) – Por Santiago Torre

Enfócate en lo positivo – Por Santiago Torre

El “dumping” y las guerras de precios – Por Pedro Cerdán

Tú, ¿procrastinas o trabajas? – Por Jordi Piqué

Falsas creencias de los comerciales: El cliente solo compra por precio – Por Santiago Torre 

Tu equipo de trabajo se debe asentar sobre… – Por Salvador Minguijón

MOTIVACIÓN.LIDERAZGO.EQUIPOS – Por Pedro Cerdán

Si quieres triunfar, deja de hacer. – Por Santiago Torre

¿Formación a cargo de la empresa? – Por Santiago Torre

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

4 Responses to “¿Su equipo no está motivado? – Por Salvador Minguijón”

By Juan Carlos - 14 mayo 2015 Responder

Salvador, ya sabes, “la culpa nunca es mía”. Hay gente a la que le encanta tener equipo, así siempre puede echarle la culpa a alguien. Muy interesante el artículo.

By curso de recursos humanos - 9 febrero 2012 Responder

Muy interesante aporte. En estos tiempos de crisis económica es indispensable diseñar estrategias de motivación para evitar que el ánimo de los trabajadores decaiga por la incertidumbre que generan los conflictos financieros. Hay que tener en cuenta que un empleado feliz y seguro trabaja mejor y en consecuencia no solo aumenta su productividad sino también la productividad del organismo del cual es parte.

By Santiago Lopez-Cuadra y L. - 9 diciembre 2011 Responder

Genial el articulo. Me ha gusado mucho y lo voy a reenviar a mi equipo.
Solemos reunirnos a menudo y hacemos brainstorming de ideas. Lo comentaremos.
En mi caso, y en mi empresa , mi equipo esta muy motivado a pesar de vivir muy de lleno esta crisis ya que estamos en el sector industrial de la construccion y llevamos bajando desde final de 2007.

By Antonio Calvo - 16 diciembre 2011 Responder

Enhorabuena Santiago. Mantenerse, durante estos tres años, en un sector tan afectado por la crisis significa que tu empresa y tú formais parte de un grupo muy exclusivo que sabe gestionar y adaptarse a las circunstancias.
Las empresas tienen un ciclo que comienza con la inversión y la iniciativa del empresario, continúa con el trabajo de las personas del equipo, estos desarrollan sistemas, la actividad genera clientes, estos generan negocio y vuelta a empezar el ciclo. Por tanto, necesitas el equipo para reiniciar el ciclo una y otra vez.

Leave a Comment