Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/¿Técnica o actitud? ¿Recadero o solucionador?

¿Técnica o actitud? ¿Recadero o solucionador?

Juan trabajaba en una empresa hacía dos años. Era muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones. Llegaba puntual y estaba orgulloso de que no haber recibido nunca una amonestación. Cierto día, buscó al gerente para hacerle un reclamo:

– Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido dejado de lado. Mire, Fernando ingresó a un puesto igual al mío hace sólo seis meses y ya ha sido promovido a supervisor.


– ¡Ajá! -contestó el gerente. Y mostrando cierta preocupación le dijo-: Mientras resolvemos esto quisiera pedirte que me ayudes con un problema. Quiero dar fruta para la sobremesa del almuerzo de hoy. Por favor, averigua si en la tienda de enfrente tienen frutas frescas.

Juan se esmeró en cumplir con el encargo y a los cinco minutos estaba de vuelta.

– Bien, ¿qué averiguaste?

– Señor, tienen naranjas para la venta.

– ¿Y cuánto cuestan?

– ¡Ah! No pregunté.

– Bien. ¿Viste si tenían suficientes naranjas para todo el personal?

– Tampoco pregunté eso.

– ¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?

– No lo sé, señor, pero creo que…

– Bueno, siéntate un momento.

El gerente cogió el teléfono e hizo llamar a Fernando. Cuando se presentó, le dió las mismas instrucciones que a Juan, y en diez minutos estaba de vuelta. El gerente le preguntó:

– Bien, Fernando, ¿qué noticias me traes?

– Señor, tienen naranjas, las suficientes para atender a todo el personal, y si prefiere, tienen bananos, papayas, melones y mangos. La naranja está a 150 pesos el kilo; el banano, a 220 pesos la mano; el mango, a 90 pesos el kilo; la papaya y el melón, a 280 pesos el kilo. Me dicen que si la compra es por cantidades, nos darán un descuento de diez por ciento. Dejé separadas las naranjas, pero si usted escoge otra fruta debo regresar para confirmar el pedido.

– Muchas gracias, Fernando. Espera un momento.

Entonces se dirigió a Juan, que aún seguía allí:

– Juan, ¿qué me decías?

– Nada, señor… eso es todo. Con su permiso.

 

Diferencia entre recadero y solucionador. Reactividad y proactividad. ¿Qué eliges para tu equipo? ¿ y si tuviéramos ejercicios de este tipo para poder valorar antes de elegir a la persona? ¿y si ya está en nuestro equipo, cómo lo podemos formar? ¿o va a aprender el sólito? ¿ Técnica o actitud?

 

Entradas anteriores:

52 micro objetivos. La solución a los temas pendientes – Por Pedro Cerdán

Haz que tu trabajo te guste – Por Meritxell Jimenez-eguizabal

Falsas creencias de los comerciales: jefe, si queremos vender tenemos que bajar los precios! – Por Santiago Torre

Lidera desde la exigencia – Por Santiago Torre

Una experiencia de compra singular…¡Ahí no vuelvo! – Por Santiago Torre

¿Porqué te empeñas en vender? – Por Pedro Valladolid

La negociación y el camello 18 – Por Pedro Cerdán

Si quieres vender…No insistas más con lo mismo, cambia de información – Por Santiago Torre

En el problemas está la solución ¡sal de tu marco de culpa! – Antonio Calvo

El elefante del circo – Por Jorge Bucay

¿Todavía no duele bastante? M.E.C.C – Por Santiago Torre

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

3 Responses to “¿Técnica o actitud? ¿Recadero o solucionador?”

By Impulso Coaching - 8 octubre 2014 Responder

Valoremos también la actitud del gerente, del líder, que actúa como un líder-coach y facilita el proceso de reflexión de Juan. Es una gran lección.

By Santiago - 8 octubre 2014 Responder

Antonio, ¿no tendrás a mano el teléfono de Fernando, no?

Si no tienes el teléfono me vale con su correo electrónico

Que pocos Fernandos hay por el mundo. Esfuérzate en ser uno de ellos y conseguirás lo que quieras, en ti trabajo o fuera de él.

Muchas gracias por compartir esta historia tan concluyente

By Carlos Adrianzén - 10 junio 2014 Responder

Excelente historia, gracias por compartirla

Leave a Comment