Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/Tengo que hacerlo, pero ahora no es el momento – Santiago Torre

Tengo que hacerlo, pero ahora no es el momento – Santiago Torre

Septiembre es junto con enero el mes de retomar aquello que hemos dejado pospuesto y eso me hace recordar las excusas que solemos ponernos a nosotros mismos para ello.

Me vais a permitir que haga una relación sobre las excusas más comunes que escucha un coach de negocios para posponer el comienzo de un proceso y un comentario irónico sobre lo que realmente transmite quien lo está diciendo. Que a nadie le siente mal, solo pretendo añadir un poco de humor, tómatelo así y lee la columna de la derecha con tono de monologuista.

EXCUSA 

LO QUE EL OTRO ENTIENDE 

“Ahora no es el momento, mejor a principios de año”

Venga va, y así lo juntamos al dejar de fumar, el régimen, retomar el gimnasio y aprender inglés y matamos varios pájaros de un tiro

“Menudo lío tengo ahora, pero en un par de meses estaré más tranquilo”

Esperemos que no demasiado porque las cosas no cambian solas a mejor. No sé por qué ley inmutable el cambio por sí mismo, sin que tú hagas nada solo se produce a peor, luego cuanto más tiempo pasa, más difícil afrontar la situación

“Es que primero tengo que solucionar unos temas y luego lo hacemos”

A ver si el marrón que tengo se soluciona sólo y luego ya si eso ya voy y me pongo

“Ahora hay gente de vacaciones y tenemos que hacer lo que ellos no hacen”

De acuerdo, lo mejor para hacer lo importante es esperar a que no haya nadie de vacaciones, ni de baja, ni de permiso, ni de … tengo un conocido al que le contaron que eso sucedió una vez en una empresa, pero yo creo que es leyenda urbana

“Si tengo claro que tengo que hacerlo, pero …”

Creo que esta vez sí que sí, tengo el pálpito que sin que yo haga nada esto se soluciona

“Debería hacer algo con mi equipo, pero …”

A ver si viene la divina providencia y me lo arregla –las mismas probabilidades de que te toque el euromillón-

“Realmente tendría que afrontar esto, pero …”

Que pereza me da meterme en ese embolado, voy a aplazarlo un poco más a ver si el tiempo lo arregla –hala, cada vez más difícil-

“Tengo que reorganizar mi departamento comercial, pero …”

Esta vez seguro que esta vez acierto con el que contrate, que viene y pone todo en orden

“Lo que tendría que hacer es contratar a alguien …”

Eso, eso y en el anuncio exige que venga con varita mágica de serie

“Es que hay unos programas subvencionados que salen en unos meses y que solucionan esto”

A ver cómo le explico a este que los reyes son los padres y que el ratoncito Pérez es un invento de unos grandes almacenes

“Mejor esperar a que las cosas mejoren un poco”

Claro, claro, si es que está previsto que esto se arregla solo en breve, tú estate atento no vaya a ser que la oportunidad pase tan rápido que no la veas

 

Si realmente quieres provocar cambios, no esperes, comienza ya. El mejor momento de modificar lo que no te gusta, está en el pasado y el segundo mejor es ahora mismo, mañana ya es tarde. Deja de procrastinar.

Del Blog de Santiago Torre

Entradas anteriores:

Tres hábitos clave para que el tiempo no se te escape – Por Salvador Minguijón

Nunca vendas por email Por Daniel Serrano

La venta es más persistencia que inspiración – Por Santiago Torre

El impacto del entrenamiento de ventas en la cuenta de resultados – Por Amparo Barra

Cuando vender es casi imposible – Por Salvador Minguijón

Lección de venta minorista en Fantoba – Por Salvador Minguijón

Transforma a tu dependiente en vendedor profesional – Por Meritxell Jimenez-Eguizabal

“Pídele que te compre Carlos, por lo que más quieras, pídele que te compre” – Por Santiago Torre

Ventas. ¿Cuántas balas tienes? – Por Gonzalo Martín

Plan de ventas profesional en 12 pasos – Por Gonzalo Martín

Post Tags - ,

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

One Response to “Tengo que hacerlo, pero ahora no es el momento – Santiago Torre”

By Juan Carlos - 7 septiembre 2015 Responder

Santiago, según mi opinión, lo que sucede es que hay perfiles que no se atreven a decir NO. En estos casos es bueno allanarles el camino devolviéndoles su excusa en forma de pregunta:

“- mejor esperar a que las cosas mejoren un poco
– ¿y si yo te ayudo a que las cosas mejoren?, estás dispuesto a empezar?”

Si esto no era más que una excusa, buscarán otra. Eso es un NO.

Leave a Comment