Blog

Noticias relevantes para tu empresa

Home/Artículos/Tú…¿procrastinas o trabajas? – Por Jordi Piqué

Tú…¿procrastinas o trabajas? – Por Jordi Piqué

Parafrasear el mítico “¿estudias o trabajas?” me sirve para plantear una situación que se da habitualmente en la mayoría de las empresas, en cualquiera de sus áreas o departamentos, y protagonizadas por personas de cualquier nivel de responsabilidad. No es que sea excluyente procrastinar y trabajar sino que procrastinar es una forma poco deseable de usar nuestro tiempo laboral.

Y…¿qué es procrastinar? Es una forma de actuar que hace que pospongamos o retrasemos algunas tareas más relevantes en aras a conseguir nuestros objetivos y las sustituyamos por otras, que si bien no tienen la misma importancia o trascendencia, nos sirven para autojustificarnos, es decir, sustituimos tareas importantes por otras que percibimos como urgentes. Esto se suele dar en esas tareas que más nos desagradan o nos cuestan porque implican mayor esfuerzo (físico o intelectual) o una salida de nuestra zona de confort.

Las personas, de forma natural, tendemos a hacer lo que nos resulta más agradable, a comer lo que más nos apetece…sin tener en cuenta si es eso lo que realmente nos conviene. Por ejemplo, solo nos ponemos a régimen cuando nos hacen ver que nuestra alimentación no es la adecuada y que nuestra salud se está resintiendo. Solo en este caso planificamos lo que debemos comer; hemos tomado consciencia de ello.

Un caso prototípico se da en los equipos de venta. A menudo los vendedores se refugian en tareas de fidelización de clientes (su zona de confort) o tareas administrativas para, de esta forma, justificar su falta de tiempo para prospectar o captar nuevos clientes que, si bien implica mayor esfuerzo, les acerca más a sus objetivos.

¿Qué podemos hacer para evitar la procrastinación? Lo primero es afrontar nuestro trabajo de forma proactiva, de manera que hagamos en cada momento lo que conscientemente hemos decidido que debemos hacer, que seamos dueños de nuestro tiempo y no nos dejemos arrastrar por la rutina ni otros factores externos que nos dispersen.

Para ello debemos empezar por identificar cuáles son las tareas que nos conducen claramente a la consecución de las metas que nos hemos marcado. Una vez las tengamos identificadas, planificaremos nuestra actividad (diaria o semanal) dándole prioridad a estas tareas, y decidiendo cuándo las vamos a realizar y cuanto tiempo le tenemos que dedicar a cada una de ellas. Así, con una planificación definida, seremos mucho más conscientes de lo que tenemos que hacer y evitaremos el  autoengaño. Como consejo, recomiendo poner las tareas que más nos cuestan o menos nos gustan al inicio de nuestra jornada, así, descansados y sin otros factores sobrevenidos que nos condicionen nuestra agenda, nos aseguramos mejor cumplimiento de la planificación realizada.

En definitiva, la planificación es la vacuna contra la procrastinación. Solo si tenemos las metas claramente identificadas, el proceso que debemos seguir para alcanzarlas definido y planificado cuando vamos a hacerlo, podremos afrontar nuestro quehacer diario con la proactividad necesaria para alcanzar nuestro objetivo. La inversión de tiempo en planificar es la que mayor rentabilidad nos proporciona.

 

Jordi Piqué – Delegado Coach de Impulso Coaching de Negocios / Barcelona B

 

¿Qué te ha parecido este post? Nos gustaría conocer tu opinión porque tu feed-back nos ayuda a mejorar día a día.

Déjanos tu comentario. Muchas gracias y saludos!

 

Entradas anteriores:

Falsas creencias de los comerciales: El cliente solo compra por precio – Por Santiago Torre 

Tu equipo de trabajo se debe asentar sobre… – Por Salvador Minguijón

MOTIVACIÓN.LIDERAZGO.EQUIPOS – Por Pedro Cerdán

Si quieres triunfar, deja de hacer. – Por Santiago Torre

¿Formación a cargo de la empresa? – Por Santiago Torre

Auto motivación de vendedores – Por Meritxell Jimenez-eguizabal

El Mentoring o cómo dar ese paso que deseas – Por Santiago Torre

¿Buscas en la zona oscura o haces como el borracho del chiste? – Por Santiago Torre

¿Eres de los que se quedan con la trompa o de los que descubren detrás al elefante?

La planificación es el camino más sseguro y fácil para llegar a tus objetivos – Por Salvador Minguijón

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

4 Responses to “Tú…¿procrastinas o trabajas? – Por Jordi Piqué”

By Santiago - 30 abril 2015 Responder

Que complicado es no procrastinar. Yo siempre tengo una excusa para decir “si eso ya lo hago luego, que ahora es mal momento”. Me ha gustado lo de planificar para evitarla. Lo intentaré

By Pedro - 30 abril 2015 Responder

Excelente Jordi, yo voy a ponerme a trabajar ya, a planificar como vivir de las rentas y voy a dejarme de procastinar, ¡no lo aplazo más! ;-). El remedio, la vacuna contra la procastinación es la planificación ¡magnífico!. Muchas gracias por compartir.

By Antonio - 30 abril 2015 Responder

Otra forma de combatirlo es con el compromiso con otras personas. Por muy simple que sea la tarea si la compartes, haces participar, te comprometes o, simplemente, informas a otra persona, entonces se hace más dificil procastinar.

By Juan Carlos - 30 abril 2015 Responder

Es verdad, yo siempre dejo las vacaciones para el final cuando está muy claro que es lo primero que debería hacer. Gracias Jordi, me voy a replantear el tema.

Leave a Comment